viernes, marzo 17, 2006

Uso de las Nuevas Tecnologías en Empresas – Digitalización para hacerlas más competitivas



Una empresa con futuro ya no puedes ser entendida, y menos aún gestionada, sin tener en cuenta los sistemas de información. Dicho de otra forma, la digitalización de la empresa es una de las condiciones necesarias para asegurar la viabilidad en el futuro.
Ha sido demostrado claramente que la utilización inteligente y eficiente de las tecnologías de la información facilita el incremento de productividad y la mejora de la explotación del conocimiento de la empresa, hecho que mejora la competitividad en el entorno nacional e internacional.

Sin embargo, la simple instalación de sistemas de información en la empresa no garantiza de forma automática el aumento de la productividad ni el intercambio de conocimiento entre sus miembros.

De esta forma, aunque es obvio que automatizar las nóminas resulta más eficiente (en término de costos) que hacerlas a mano, la informatización de este proceso no contribuye mucho a hacer la empresa más competitiva. En cambio, la aplicación de tecnologías de la información para aumentar la eficiencia de los procesos críticos, allí donde se genera el valor principal para el cliente, puede tener importantes consecuencias.

Es decir, la automatización de procesos rutinarios, como la gestión de nóminas, simplifica la gestión administrativa de la empresa, pero no es un condición suficiente para mejorar su competitividad si no se acompaña de la aplicación de tecnologías de la información en los procesos, en flujos de trabajo del núcleo de la actividad de la empresa.
Por lo tanto, la digitalización de la empresa se tiene que entender como la aplicación de tecnologías de la información a su cadena de valor. El éxito en esta aventura requiere diversos planteamientos, como los que seguidamente se desarrollan.

1.) Determinar las actividades internas y externas de la empresa
¿Qué se debe hacer “dentro” de la empresa?
¿Qué podemos externalizar?
Las tecnologías hoy disponibles permiten trabajar en red mediante la conexión de los procesos de la empresa con los de las empresas subcontratadas.

2.) Seleccionar las tecnologías de la información más adecuadas para la empresa
La empresa tiene que conocer muy bien cuáles son las tecnologías disponibles en el mercado y hacer una lectura en clave del propio negocio. O sea, se deben entender las posibilidades que ofrecen las tecnologías y, entonces, pensar en la forma en que estas tecnologías pueden transformar tanto las bases del negocio como las funciones del mismo.

3.) Diseñar e implementar en la empresa las tecnologías de la información de forma eficiente e inteligente
La empresa tiene que entender que las tecnologías de la información no son una simple anécdota, sino que son una estrategia empresarial. Hay necesariamente una curva de aprendizaje en la explotación de tecnologías en la empresa.
Aprender a utilizarlas forma parte del conocimiento diferencial que la empresa tiene que ir construyendo. La empresa puede recurrir a especialistas para diseñar e implementar sus sistemas de información, pero es importante que se desarrolle su propio modelo de explotación de las tecnologías de la información de forma eficiente e inteligente. Estas tecnologías son sólo una herramienta y su utilización es lo que diferencia a unas empresas de las otras.

Ésta es ya una economía de la innovación. En el caso de industrias de nuevas creación, la innovación estriba en el desarrollo de nuevos productos y el éxito depende de la difusión y aceptación de estos nuevos productos por parte del mercado. En el caso de industrias ya establecidas, los productos han llegado a su grado de comoditización, es decir, disponer de un diseño estándar que todos los competidores utilizan, y la innovación tiene que venir fundamentalmente de la mejora de los procesos. En ambos casos, en la innovación de productos p en la mejora de los procesos, las tecnologías de la información se demuestran herramientas de mucha utilidad.


("
Estrategias para la digitalización de la empresa", Fundación CTIC (Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación), 2004)

3 Comments:

At 11:14 a. m., Blogger apm said...

Franziska es interesante el plateamiento que has hecho.
Y una de las primeras que has tratado el tema.

 
At 12:15 p. m., Blogger Kerstin Ibele said...

Hola Franziska!
Me gusta que has dicho "la simple instalación de sistemas de información en la empresa no garantiza....la mejora.."
Es una pena que muchas empresas todavía piensan esto. Compran cosas de informatica/información y no saben usarlas.

 
At 8:52 p. m., Blogger Maria Rosero said...

Existe una doble relación entre la empresa y las soluciones empresariales. La primera debe estar abierta a los cambios que puedan producir las tecnologías que puedan ser útiles para la organización. Las soluciones empresariales pueden usarse únicamente para automatizar procesos existentes para crear excepcionales oportunidades de crecimiento y de evolución del negocio.

 

Publicar un comentario

<< Home